Estilo y Legado (I): John Carpenter

John Howard Carpenter (1948)

“Las películas son pedazos de filme pegados juntos en un determinado ritmo, un beat absoluto, como una composición musical. El ritmo que tú creas afecta a la audiencia”.

 “Siempre he tenido diferentes aspectos de mi personalidad. Pienso que soy un pesimista a largo plazo y un optimista a corto plazo. Siento una gran oscuridad relacionada a la humanidad. Pero, Simultáneamente y contradictoriamente siento también que la vida puede ser muy fabulosa. Debo expresar algo de eso en mi trabajo; no quiero limitarme como cineasta. Quiero ser fiel a los parámetros de todos los filmes. Deben crear un humor y un hormigueo en ti emocionalmente. Eso es lo que busco yo. Quiero que los espectadores experimenten algún sentimiento. Quiero que se den cuenta que están vivos”.

John Carpenter

John Carpenter (tomada de IMDB)

Por Vincent Gil

 

Su nombre es sinónimo de obras encantadoras y magnéticas, quizá muchas veces pase desapercibido o no se conozca tanto por un público general, pero su legado ha sido de grandes proporciones para el cine. Se trata de John Carpenter, un realizador icónico del género del terror y del fantástico que dejó una huella significativa en los cinéfilos conocedores de su gran talento. Otorgó filmes realmente valiosos, joyas imperturbables que seguirán conquistando a más espectadores por mucho tiempo, como ya lo han hecho desde su estreno. Y se habla de tiempo pasado debido a que el director estadounidense se retiró del campo hace varios años, cansado ya del oficio y, debido a que ya no sentía emoción dirigiendo, pero su filmografía perdurará reflejando siempre a un gran cineasta.

John Howard Carpenter nació el 16 de enero de 1948 en Carthage, Nueva York, en Estados Unidos. Comenzó realizando algunos cortometrajes al inicio de su carrera, llegando a co-escribir la historia de uno que alcanzó a ganar el Oscar a mejor cortometraje de acción real: The Ressurrection Of Broncho Billy en 1970. Luego de estudiar en la universidad USC en Los Angeles, conoció a Dan O´Bannon (escritor de Alien de Ridley Scott de 1979, Total Recall de Paul Verhoeven de 1990 o director por ejemplo de The Return of the Living Dead en 1985) con el que forjó una gran amistad. A su vez se notaba el gusto y la filia por la música, siguiendo el legado de su padre que era músico, formó una banda con otros amigos y futuros realizadores llamada Coup the Villes, junto a Tommy Lee Wallace (director de It de 1990) y Nick Castle (director de The Last Starfighter de 1984).

En la actualidad, retirado de la dirección, se ha enfocado en su faceta de compositor, sacando dos discos relacionados a sus canciones que nunca usó en ninguna de sus películas y que tenía guardadas (Lost Themes y Lost Themes II) y, otro más, con sus mejores soundtracks (Anthology: Movie Themes). Hace algunos años ha estado de gira con su banda, en la que está su hijo Cody que también es músico. Además, de continuar en trabajos creativos como los comics o estar asociado a las secuelas que se están desarrollando de su clásico Halloween, a cargo de David Gordon Green y Danny McBride.

Revisión de su filmografía

Su ópera prima la llega a escribir junto a O´Bannon, se trata claro está del clásico de culto Dark Star en 1974. Es una cinta estudiantil de ciencia ficción muy particular, pero que contiene en su esencia ese algo de la “magia” característica del realizador y que anticipaba de alguna manera algo de lo que se vería en Alien de 1979. El enfoque contiene elementos de comedia que no terminan de funcionar muy bien, pero lo particular de lo que ocurre, así como algunos detalles que surgen y llegan a captar la atención como el de la presencia de un ente que se asemeja a una pelota de playa, hacen que sea una obra entretenida y un comienzo muy interesante como realizador.

Título: Dark Star

Guion: John Carpenter y Dan O´Bannon.

País: Estados Unidos.

Año: 1979.

En 1976 realiza su segunda película, Assault on Precint 13 (Asalto a la Comisaria 13) donde se adentra en el género de acción con toques de thriller. En ella, una pandilla ataca una pequeña comisaria, debido a que quieren asesinar a un preso peligroso que tienen allí encerrado y que estaba siendo trasladado a la cárcel. Carpenter escribe y dirige la cinta, logrando una obra mítica y de culto que permanece en la mente de los aficionados a su cine. Carpenter quería realizar un Western en homenaje a su director favorito Howard Hawks, haciendo una especie de remake de Rio Bravo de 1959 (una película muy recomendada), pero debido al bajo presupuesto tuvo que plasmar el argumento en la ciudad con toques modernos y hacer una versión muy libre del clásico de Hawks. Los personajes de la pandilla en la película los basó en los zombis de Night Of the Living Dead, así como el tema del asedio, asociado un lugar donde están encerrados los protagonistas, dándoles una personalidad deshumanizada. La película además es una de las pocas que muestra abiertamente un disparo a un niño, una de las escenas más impactantes del filme. Es pues una película emocionante, divertida y que ya empieza a mostrar al mejor Carpenter.

Título: Assault on Precinct 13

Guion: John Carpenter.

País: Estados Unidos.

Año: 1976.

En 1978 Carpenter realiza su siguiente película, toda una obra maestra del cine de terror. Halloween, contando con la actriz Jamie Lee Curtis, la cual trabajaría en los ochenta en varias cintas de terror y se volvería un ícono dentro del género (una scream queen inolvidable). El filme creó todo un sub-género dentro del terror: el Slasher. Aunque antes de Halloween hubo otros referentes para que este sub-género surgiera como Psycho de Alfred Hitchcock de 1960 (donde, además, la madre de Jamie Lee Curtis, Janet Leight, anticipa de alguna manera los papeles femeninos que estarían por venir en el género); Peeping Tom e Michael Powell de 1960; Black Christmas de 1974 de Bob Clark, la cual está entre el camino de un Giallo y un Slasher; Blood Feast de 1963, que mostraba mucha violencia y sangre, siempre dentro del bajo presupuesto, dirigida además por el «Padrino» del Gore H.G. Lewis; Ecologia del delitto  (A Bay of Blood) de Mario Bava de 1971, y además, se siente la referencia directa en Halloween, por ejemplo, con la escena inicial, en ralación al Giallo italiano, creado por Bava; The Texas Chainsaw Massacre de Tobe Hooper de 1974, en la que había también un asesino enmascarado; Communion de Alfred Sole de 1976; o por ejemplo The Town that Dreaded Sundown de Charles B. Pierce de 1976;  entre algunos otros (proto-Slashers). Pero, Halloween impuso toda la forma y el argumento general del Slasher, desde las jóvenes víctimas del asesino, la promiscuidad, la final girl y el asesino imponente, con toques sobrenaturales y enmascarado que usa armas cortopunzantes, hasta la trama asociada a una festividad (algo que retoma de Black Christmas, película que fue una gran influencia para Carpenter). En los ochenta este subgénero sería muy popular y se realizarían una gran cantidad de obras inmersas en él, todos teniendo como referente a la película de Carpenter.  El director continúa también su trabajo en la composición de la música, la cual siempre resulta hipnótica y sería objeto de múltiples referencias y es influencia directa para muchas composiciones futuras y, en Halloween logra crear atmósfera y le otorga algo único a la obra, haciendo que los productores lograran aceptarla y que se dieran cuenta de lo armónico que resultaba al lado de las imágenes. A pesar, que en su momento fue una película no muy bien recibida por la crítica, logró recuperar el dinero invertido con creces y con el tiempo, también, tomó el lugar que se merece por su gran valor y calidad. Desde este punto comenzó su colaboración con Debra Hill, la cual se convertiría en una productora reconocida y con la que, además, Carpenter co-escribió el guion y crearon uno de los asesinos cinematográficos más icónicos y memorables como es Michael Myers.

Título: Halloween

Guion: John Carpneter y Debra Hill.

País: Estados Unidos.

Año: 1978.

Ese mismo año, realiza para televisión la película Someone’s Watching Me! (Alguien Me Mira), una especie de Rear Window (La Ventana Indiscreta) de Alfred Hitchcock de 1954, con muchos toques de suspenso y que también genera una relación al estilo de Brian De Palma y su interés por lo voyeur en sus tramas y el concepto del peeping tom. Cuenta con la actriz Adrienne Barbeau, que haría varias películas de terror en años posteriores y con la que Carpenter se casó en 1979, tuvo un hijo y se divorció en 1984. Es una obra con algunos momentos destacables, pero que no resulta tan redonda como muchas de sus películas más sobresalientes.

Título: Someone´s Watching Me!

Guion: John Carpenter.

País: Estados Unidos.

Año: 1978.

En 1979 realiza su primera colaboración con Kurt Russell, quien se convertiría en uno de sus actores fetiche. Elvis es una película hecha para televisión también. El famoso músico es el cantante favorito de Carpenter y por eso aceptó trabajar en la cinta. Es la primera que no escribe él y además es su primera contribución en el género del drama. Algo curioso es que Carpenter dirigió está película sobre «El Rey» y, como dato curioso, el personaje de Elvis en Change of Habit, se llama John Carpenter. Es una película irregular, que desde lo formal no destaca y que se queda corta en cuanto a una revisión certera y precisa de la leyenda de la música.

Título: Elvis

Guion: Anthony Lawrence.

País: Estados Unidos.

Año: 1979

En 1980 realiza The Fog (La Niebla), de nuevo con las actrices Jamie Lee Curtis y Adrienne Barbau. También comienza su colaboración junto a Tom Atkins, actor que sería otro de sus fetiche (al cual Tommy Lee Wallace recurre, por ejemplo, para que sea su protagonista de la tercera entrega de Halloween) Esta vez cuenta la historia de una pequeña ciudad costera a la cual una inmensa niebla, que aparece en la noche que se conmemora su aniversario, esconde algo que empieza a matar a todos sus habitantes. La película la co-escribe con Debra Hill y comienza a colaborar con su principal director de fotografía en su carrera: Dean Cundey. Sus personajes como volvería costumbre, tienen los nombres de sus amigos, en este caso los de  Dan O’Bannon y Tommy Lee Wallace (quien también edita la película). El filme final duraba muy poco y por esta razón Carpenter se vio obligado a realizar una escena más para alargar la película, la escena es la del principio en la fogata (una de las mejores de la cinta). La película es otro de sus clásicos y crea una atmósfera inquietante y una tensión excelente, sin duda es una de sus películas más relevantes y memorables.

Título: The Fog

Guion: John Carpenter y Debra Hill.

País: Estados Unidos.

Año: 1980.

En 1981 realiza Escape From New York (Escape de Nueva York) co-escrita con Nick Casttle y la cual cuenta cómo “Snake Plissken” debe ingresar a la ciudad de Nueva York, que ahora es una cárcel donde llevan todos los prisioneros del país, a rescatar al presidente de Estados Unidos, cuyo avión cayó justo en medio de la ciudad. Es una película futurista, una distopía donde se refleja el amor del director por los thrillers de acción, junto a los personajes antihéroes, habituales en sus historias. Aquí, seguiría la colaboración con Kurt Russell, aportando uno de los mejores personajes del cine, que ha marcado a las generaciones posteriores y que llegó a influir directamente en futuros realizadores y que encontraran su vocación, como sucedió con Robert Rodríguez. Trabaja con actores importantes del western y del cine clásico como Lee Van Cleef, Ernest Borgnine o vuelve a colaborar con Donald Pleasence (Halloween) y una vez más con Tom Atkins. Es pues una película genial, que más allá del sentir de serie b y muy bajo presupuesto, logra una conexión certera y eficiente con el espectador y llega a trascender.

Título: Escape From New York

Guion: John Carpenter y Nick Castle

País: Estados Unidos.

Año: 1981.

En 1982 realiza otra de sus obras maestras: The Thing (La Cosa).  Remake de la película The Thing From Another World (La Cosa de Otro Mundo) del año 1951 de Howard Hawks y Christian Nyby, ambas versiones basadas en el cuento corto de John Campbell Who Goes There? (cuento que tuvo otra adaptación interesante a manos de Eugenio Martín en 1972 llamada Pánico en el Transiberiano –Horror Express-). En la Antártida un hombre aparece persiguiendo a un perro, tratando de matarlo, fallando en el intento y muriendo cuando está cerca de un grupo de investigación de Estados Unidos que trata de salvar al animal. El grupo descubre algo misterioso en una estación de Noruega, de donde venía el hombre, y, hay evidencia de un hallazgo posiblemente extraterrestre. Todo el lugar está destrozado y no hay nadie con vida. Se recolectan elementos variados, además, de rastros de lo que parece el organismo alienígena. En la estación el organismo comienza a infectar y mimetizarse con los miembros del grupo y no se sabe en quién confiar, mientras se tratará de sobrevivir a toda costa.

la cinta se convirtió en una de las mejores películas de terror de la historia y la que le ha dado más reconocimiento en su carrera, a pesar que en su momento no fue bien recibida por la crítica. The Thing contiene entonces una armonía de múltiples aspectos, desde el guion y el manejo de los personajes (que se vuelven icónicos, especialmente McReady), su entorno y la interacción entre ellos (con un trabajo genial del nivel psicológico de cada uno); una banda sonora estupenda del maestro Ennio Morricone, que va en sintonía con las propias composiciones de Carpenter y, este es uno de los casos en que él no compone para una de sus películas; actuaciones correctas y precisas donde resalta Kurt Russell y Keith David; la puesta en escena, el manejo del espacio y la creación de atmósfera de Carpenter, la cual genera paranoia y tensión no solo en los personajes, sino en el mismo espectador; o el impresionante trabajo del gran Rob Bottin, además en tiempo récord y a contrarreloj, en relación a los efectos especiales, el gore, las transformaciones y la sangre que tiene gran impacto en el visionado de la obra y que aún hoy en día dejan huella y permanecen con un nivel alto de calidad. Es todo un clásico del cine de terror y quizá la mejor obra del realizador.

Título: The Thing

Guion: Bill Lancaster.

País: Estados Unidos.

Año: 1982.

En 1983 realiza Christine, basada en un libro de Stephen King donde un auto cobra vida y se enamora de un hombre y se obsesiona tanto, que mata a todo el que se interponga entre ellos. Logra con esta, una película con mucho suspenso, aunque no fue tan bien recibida por el público. Es una de las adaptaciones de King más recordadas y tiene momentos reamente significativos, como el hecho de la recursividad y capacidad para lograr varios efectos en relación a Christine.

Título: Christine

Guion: Bill Phillips. Novela: Stephen King.

País: Estados Unidos.

Año: 1983.

En 1984 realiza Starman volviendo a la ciencia ficción y contando esta vez con Jeff Bridges, quien logró una nominación al Oscar por el filme. Con muchos toques de drama, cuenta una historia triste y muy atrapante, sobre un extraterrestre que se enamora de una mujer que le ayuda a huir de sus perseguidores. Se siente un poco el cambio de enfoque de su estilo en la película, en relación al demás trabajo del realizador, pero, sigue estando en el fantástico y logra un filme eficiente y significativo en su carrera.

Título: Starman

Guion: Bruce A. Evans, Raynold Gideon y Dean Riesner.

País: Estados Unidos.

Año: 1984.

En 1986 realiza Big Trouble in Little China (Rescate en el Barrio Chino), todo un clásico de los ochenta, en el que una vez más actúa Kurt Russell. Es una película de acción y aventura que homenajea al mismo género y sobre todo al cine oriental de Hong Kong de artes marciales. Un camionero se une a un grupo que intenta rescatar a la prometida de uno de ellos y a su camión, yendo tras una especie de hechicero milenario y su grupo de seguidores y sirvientes. Es uno de los largometrajes más recordados del director, gracias al carisma que tiene su personaje principal y al atrapante argumento, plagado de humor, acción y suspenso. Esta, también originalmente iba a ser un Western, pero Carpenter decidió hacerla en tiempos modernos, cambiando por ejemplo que en lugar de que al protagonista le robaran su caballo, le robaran el camión. Es una película que deja huella y que sigue funcionando con cada visionado, por lo que es una prueba más de la capacidad del realizador para generar obras que perduran y son inolvidables.

Título: Big Trouble in Little China

Guion: Gary Goldman y David Z. Weinstein.

País: Estados Unidos.

Año: 1986

En 1987 Carpenter estrena su Prince of Darkness (El Príncipe de las Tinieblas), otra gran cinta suya y, quizá, una de las más desconocidas del director. El director prefiere encaminar la película de forma independiente, debido a fracasos anteriores en taquilla y de no querer trabajar más con los estudios de Hollywood. De nuevo recurre al asedio dentro de la trama principal, esta vez relacionado con demonios y con un grupo de personas que tratan de detener el mal que se está desatando, estando en una pequeña iglesia. Otro acercamiento más al mejor Carpenter y de nuevo se siente su amor por el cine y por el cine de género (hay algunas referencias o guiños al cine italiano o al cine de Dario Argento), trabajando con poco presupuesto, pero siendo bastante recursivo y creativo en la puesta en escena.

Título: Prince of Darkness

Guion: John Carpenter.

País: Estados Unidos.

Año: 1987.

They Live (Ellos Viven) la crea en 1988 y se trata de uno de sus mejores largometrajes y uno de los que más dejan marca en la persona que lo ve. Carpenter escribe el guion basado en una historia corta de Ray Nelson llamada Eight O’Clock in the Morning. Es por supuesto una historia muy original, una distopía que atrapa de inmediato para no soltar el interés del espectador hasta el final. Toda una crítica, muy original, al consumismo, capitalismo y contexto político y social del momento producto del presidente Ronald Reagan. Un hombre que recorre distintos pueblos, trotamundos y vagabundo, comienza a trabajar en construcción y se intenta instaurar en la nuva ciudad a la que llega, pero descubre una especie de conspiración que ocurre y a un grupo que trata de detener a unos extraterrestres que tomando forma humana y pasan desapercibidos entre todos, controlando y manipulando sus gustos, necesidad de compras y el consumismo excesivo. Es una obra de puro disfrute, emoción y serie B desbordada, pero valiosa, con mezcla de géneros como el terror, la ciencia ficción o a acción. Contiene secuencias y escena legendarias como cuando el personaje “Nada” entra a un banco y empieza a disparar a los que desde su punto de vista son extraterrestres o un momento de pelea entre los protagonistas que se extiende a niveles fenomenales.

Título: They Live

Guion: John Carpenter.

País: Estados Unidos.

Año: 1988.

En 1992 surge Memoirs of An Invisible Man (Memorias de un Hombre Invisible), una nueva versión de la historia de El Hombre Invisible, basada en el libro de H. F Saint y la cual no escribe. A su vez, proveniente de la conocida novela de H.G. Wells. La cinta tiende más a la comedia, en especial por su protagonista Chevy Chase, aunque manteniendo un toque pesimista y melancólico y, por supuesto, lo formal desde la ciencia ficción.

Título: Memoirs of an Invisible Man

Guion: William Goldman, Dana Olsen y Robert Collector. Novela: H.F.Saint.

País: Estados Unidos.

Año: 1992.

En 1993 realiza Body Bags, una antología para televisión en la que dirige los segmentos The Gas Station y Hair. Hecha para televisión y co-dirigida por Tobe Hooper y Larry Sulkis. Él mismo actúa en el papel de anfitrión, muy al estilo de Tales from the Crypt y, sus segmentos, especialmente The Gas Station, son los que más destacan de la película.

Título: Body Bags

Guion: Billy Brown y Dan Angel.

País: Estados Unidos.

Año: 1993.

En 1994 realiza In The Mouth Of Madness (Al Borde de la Locura / En la Boca del Miedo), La cual es una de sus cintas más serias y mejor trabajadas. Es una historia muy del estilo de los escritores H. P. Lovecraft o Stephen King, que logra el impacto positivo de sus cintas ochenteras, siendo quizá su última gran película. Es pues un largometraje que atrapa, contiene tensión y explora un argumento original y bien ejecutado. Un investigador de seguros viaja hasta un pueblo, para buscar a un escritor que desapareció, mientras su alrededor parece irse volviendo más violento y extraño, quizá en relación al trabajo y personalidad del mismo escritor. Carpenter vuelve a trabajar entonces con Sam Neill y propone a través de su personaje y todo lo que empieza a surgir a su alrededor desde la historia que se cuenta, una película redonda y recomendada.

Título: In The Mouth of Madness

Guion: Michael De Luca.

País: Estados Unidos.

Año: 1995.

Village of the Damned (La Villa de los Malditos) la realiza en 1995, un remake de Village of the Damned de Wolf Rilla del año 1960 y a su vez una nueva adaptación de la novela de John Wyndham. Cuenta con el actor Christopher Reeves, donde un grupo de niños controla la mente de las personas y los hace hacer lo que ellos quieran. Se trata de una cinta de maldad infantil certera y efectiva con una premisa bastante atrapante.

Título: Village of the Damned

Guion: Steven Siebert, Larry Sulkis y David Himmelstein. Libro: John Wyndham.

País: Estados Unidos.

Año: 1995.

En 1996 estrena su tercer remake, esta vez de su propia película Escape de New York, situando la trama en Los Angeles. Escape From L.A. (Escape de L.A.), la cual no logra tan buenos resultados como la original, a pesar de contar con mejores efectos y un mayor presupuesto que antes. Pero, deja ver de nuevo a “Snake Plissken” para el disfrute de los espectadores y se convierte en la última colaboración con el actor Kurt Russell, quien además ayuda a escribir el guion junto al director y también a Debra Hill.

Título: Escape from L.A.

Guion: John Carpenter, Debra Hill y Kurt Russell.

País: Estados Unidos.

Año: 1996.

Vampires (Vampiros) se estrena en 1998, la última cinta suya destacable. Cuenta la historia de un caza vampiros, interpretado por James Woods, que encuentra a un rival poderoso, un maestro vampiro que mató a su equipo y decidirá entonces tomar venganza y acabar con él. Carpenter se adentra por primera vez en contar una historia de vampiros, haciéndolo de forma adecuada y clásica. Es una obra que exhibe todavía aún algo de la magia del estilo Carpentiriano y que incluso dio posibilidad hasta para que se realizara una secuela, dirigida por Tommy Lee Wallace.

Título: Vampires

Guion: Don Jakoby. Novela: John Steakley.

País: Estados Unidos.

Año: 1998.

En 2001 realiza Ghosts Of Mars (Fantasmas de Marte) una película muy criticada y que no genera tan buenas sensaciones en su totalidad. De nuevo, plasma un argumento futurista y post-apocalítpico, donde un grupo de policías es enviado a recoger un criminal en una base de marte, para transportarlo, pero se encuentran con caos absoluto y una pandilla que tratará de acabar con ellos.  Más allá que se sienta aún su toque personal adherido a la trama principal, la cual regresa a la serie B pura y exhibe un argumento exagerado y muy llamativo, pero tras un visionado más reciente, ya no tan interesante como se esperaría. Entonces contiene muchos detalles y elementos de las películas y estilo inicial del director, sin llegar a su nivel, aunque incluso así, se las arregla para crear algunos momentos disfrutables y nostálgicos en comparación a su trabajo previo.

Título: Ghosts of Mars

Guion: John Carpenter y Larry Sulkis.

País: Estados Unidos.

Año: 2001.

Del 2005 al 2006, Carpenter trabaja en la serie de televisión estadounidense Masters Of Horror creada por el director Mick Garris y en la cual directores referentes del género dirigen un capítulo por temporada en este proyecto antológico. Carpenter dirigió dos capítulos en las dos temporadas que duró la serie. Pro-Life, una historia muy interesante y entretenida, aunque, la que destaca en grandes proporciones es Cigarette Burns, el cual es el mejor capítulo de toda la serie, reflejando impacto, tensión y buen manejo de suspenso en él y su historia.

Título: Cigarrete Burns

Guion: Drew McWeeny y Rebecca Swan.

País: Estados Unidos.

Año: 2005.

Título: Pro-Life

Guion: Drew McWeeny y Rebecca Swan.

País: Estados Unidos.

Año: 2006.

Todos sus seguidores esperaban con ansia su regreso a la pantalla grande luego de su última película en 2001. Tuvieron que pasar nueve años para que viera la luz The Ward, su regreso (no tan triunfal) al cine. The Ward no es lo que se esperaba de ella, aunque no hay que desmeritarla tanto. En su argumento una mujer que está huyendo es capturada por la policía e ingresada a un hospital mental, donde empieza a notar eventos sobrenaturales y un trato abusivo del personal. Esta vez, Carpenter juega con la mente de sus personajes, y con la del mismo espectador, para contar una historia inquietante y llena de misterio. Aunque queda el sin sabor, que da la sensación de tratarse de una historia que ya ha sido contada varias veces, lo que habla mal del guion (el cual no escribe Carpenter), mas no de la dirección, porque gracias a esta la película logra varios aspectos buenos.

Título: The Ward

Guion: Michael Ramussen y Shawn Rasmussen.

País: Estados Unidos.

Año: 2010.

Estilo

John Carpenter es un director de un gran sentido de saber mantener la atención, empatía por los personajes y disfrute del espectador en todo momento. Su cine emana encanto inherente a él, una magia ya mencionada que hace de sus obras memorables. Ya fuera que contara con altos presupuestos, o con algunos más reducidos, el amor por el mismo cine siempre estuvo presente en su filmografía. Con un estilo de serie B, sus obras dejan pues una marca imborrable para los que supieron apreciar su gran capacidad en su profesión y su multiplicidad de talento expresado en cada obra y a su vez, en distintos campos y facetas.

Homenajes y referencias al cine clásico

Quizá uno de sus géneros favoritos es el Western y eso se connota en muchas de sus cintas, solo que situando situaciones, planos típicos o personajes arquetípicos en la ciudad y en contextos algo diferentes al de la época de los vaqueros. Realizó dos remakes de clásicos, uno de ellos de su director favorito: Howard Hawks; así como uno no oficial de otra de las obras de Hawks. Referencias estéticas y formales al cine de acción, suspenso o de artes marciales, son constantes en su cine, reforzándolas con historias que por su premisa ya son llamativas y atractivas.

Assault on Precinct 13 (1976)

Antihéroes

Carpenter ha aportado muchos personajes icónicos y remarcables, todos ellos teniendo en su esencia su carácter fuerte, el sentido del humor y la determinación para solucionar los problemas a su modo y sin caer en convenciones relacionadas a la moralidad de los protagonistas. Es así que surgen personajes inolvidables como “Snake Plissken”, “Jack Burton” “Nada”, “Jack Crow” o “Napoleon Wilson”.

Escape From New York (1981)

Encierros-Asedios

En ese estilo clásico, se denota un gusto argumental por personajes que son acechados por el mal que los rodea, por lo general materializado en muchos personajes que asedian lugares pequeños y persiguen a los protagonistas. Se nota en obras como Assault on Precinct 13, Prince of Darkness o Ghosts of Mars.

Prince of Darkness (1987)

Calles

La ciudad, la noche y el deterioro urbano, son escenarios comunes y que acompañan sus historias. Reflejando clases bajas, un estilo rústico y bajo presupuesto, bien aprovechado.

They Live (1988)

John Carpenter´s

En esa vía de conexión y filia por lo clásico, quiso conservar el modo en que muchos directores (como por ejemplo Alfred Hitchcock) presentaban sus películas, poniendo su nombre arriba de cada título que estrenaba, en los créditos de cada obra.

Starman (1984)

Falsa identidad

Es habitual también encontrar en su cine entes, criaturas, extraterrestres o demás agentes del mal que toman posesión o suplantan a otros personajes, haciendo que el miedo generado sea más realista y el espectador logre conectar más a fondo con lo que está sucediendo. Se crea en ese sentido, también, mayor identificación con los personajes y lo que les ocurre. The Thing, Starman, o Vampires son prueba de ello.

The Thing (1982)

Soundtrack original

Una de las principales cualidades en su cine, es sin lugar a duda la música que acompaña cada imagen en cada filme suyo. Son canciones que otorgan atmósferas hipnóticas y contundentes, armónicas en su refuerzo con lo que está ocurriendo en pantalla. Recurre al uso de sintetizador y a melodías incisivas y que se vuelven casi un leitmotiv en sus historias.

Cameos

Al igual que grandes maestros del cine, como Alfred Hitchcock, Carpenter también recurrió en muchas ocasiones a los cameos en sus películas, aunque muchos de ellos solo por medio de su voz.

The Fog (1980)

Efectos especiales, efectos digitales y gore

Por supuesto, al tratarse de un director en su mayoría de terror, debe poseer en sus obras niveles de impacto y determinación desde lo que se ve. Es así que los efectos prácticos, los digitales en sus cintas más recientes y en mayor o menor medida el gore, fueron aspectos que estuvieron allí presentes siempre, aunque sin opacar a lo principal en su cine que son las historias y la creación de atmósferas.

In The Mouth of Madness (1995)

Creación de atmósfera

Sus enfoques y tonos generan con contundencia atmósferas repletas de tensión, que se refuerzan con creces con su música. Es así que crea para sus personajes suspenso, paranoia, tensión y una fuerza que hace avanzar los argumentos y es algo de los muchos elementos que provocan una recordación importante.

Big Trouble in Little China (1986)

Legado

John Carpenter plasmó en sus obras lo mejor de sí, generando miles de admiradores de su trabajo y dejando para la historia filmes que nunca perderán su maravillosa esencia. Su nombre entra en la lista de grandes directores del género de terror, convirtiéndose en el “Príncipe de las tinieblas” y en un maestro del terror, habiendo influido en sub-géneros como el Slasher y plasmado la, para muchos, mejor película de terror de la historia: The Thing. Además de aportar joyas, películas de gran recordación y muy significativas, así como personajes inolvidables y significativos. Por supuesto, su capacidad creativa ha dejado también comics y soundtracks de gran recordación. Su marca entonces influyó en muchos realizadores, fanáticos del terror, cinéfilos y generaciones posteriores a su trabajo en todo el mundo.

John Carpenter (tomado de IMDB)

Aquí el orden de sus mejores películas, de la mejor a la menos destacable

(lista personal del redactor):

1.The Thing

2. They Live 

3. Halloween 

4. Escape From New York 

5. Big Trouble in Little China 

6. Assault on Precinct 13 

7. The Fog 

8. In The Mouth of Madness 

9. Prince of Darkness 

10. Cigarrette Burns 

11. Vampires

12. Starman

13. Christine

14. Pro-Life

15. Memoirs of an Invisible Man

16. Village of the Damned

17. Escape From L.A.

18. Dark Star

19. Body Bags

20. Ghosts of Mars

21. Someone´s Watching Me!

22. The Ward

23. Elvis

Capítulo de la serie creada por Robert Rodríguez The Director´s Chair y el capítulo centrado en John Carpenter:

Revisión de la obra de John Carpenter en el podcast 24 Cuadros X Segundo en su programa número 23:

Revisión de la fimografía y estilo de John Carpenter en la revista 24 Cuadros X Segundo con sus ediciones 6, 7 y 8:

Referencia

imdb.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter